Llaves dinamométricas: tips y consejos

Una llave dinamométrica es una herramienta que se usa para controlar y aplicar un torque específico a un sujetador, como un perno o una tuerca. Es una herramienta importante en el mantenimiento y reparación industrial para garantizar la seguridad de los clientes.

Cada equipo industrial  tiene diferentes especificaciones de torque establecidas por el fabricante que deben respetarse al realizar el mantenimiento de este y para cualquier otra pieza atornillada. Esto se debe a que se implementan soluciones controladas para apretar al torque requerido.

Cuando en el pasado esto no era realmente el caso, hoy en día la mayoría de la industria es muy consciente y es más comúnmente el uso de la combinación de una llave de impacto y una llave dinamométrica. Sin embargo, aún es necesario recordar algunas recomendaciones clave sobre estas herramientas de alta precisión, en Texas controls México les damos 7 tips sobre el uso de las llaves dinamométricas.

  1. Una llave dinamométrica es una herramienta de ajuste. Es una herramienta de ajuste muy sensible y precisa, y nunca debe usarse para aflojar pernos.
  2. ¡Maneje su llave dinamométrica con tanto cuidado como trate un instrumento de medición! La herramienta siempre debe guardarse en su caja de almacenamiento y protegerse de cualquier golpe.
  3. Al final de cada día, o cuando no se use, la llave dinamométrica debe restablecerse al valor más bajo para liberar la presión de la cuerda.
  4. Solo use una mano con un movimiento fluido y continuo. La mayoría de las llaves dinamométricas tienen una marca en el mango, esto es para indicar dónde aplicar la presión.
  5. No use una extensión en el mango. Esto perjudicaría el valor establecido al estar correctamente señalizado.
  6. ¡Una llave dinamométrica previene, pero no evita el ajuste excesivo! Cuando se alcanza el torque requerido, el sistema de control de torque de la llave se “activará”, y el operador escuchará un sonido de clic claro. Si oye este “clic” sin mover la llave al principio, significa que la aplicación ya se ha ajustado demasiado. La buena práctica es comenzar de nuevo: afloje primero el perno, apriételo con una herramienta adaptada y termine con la llave dinamométrica para alcanzar el torque correcto y seguro.
  7. Mantenimiento de la herramienta: como una herramienta de alta precisión, una llave dinamométrica necesita ser recalibrada regularmente, y es responsabilidad del usuario de la herramienta. En Texas controls México, recomendamos una recalibración anual de la herramienta o cada 5000 ciclos, en un centro de servicio oficial. Sin mencionar que si la herramienta se ha caído o dañado, debe enviarse al servicio de inmediato.

¿Sabía que puede cambiar el cabezal de la llave dinamométrica sin cambiar la herramienta?

Todos estos tips y más puedes consultarlo con uno de nuestros representantes. Link aquí para contactar con ellos

No hay comentarios

Escribe un comentario